741 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

¿Qué le puede transmitir, para esas horas de soledad, un curado reincidente a un paciente en activo?

Compartir
2 Apoyos

Enviado por Fico
Hace : 9 años 6 meses
Cáncer de :
Cáncer de colon y recto

Hola otra vez, familia. Hace unos meses me asomé por aquí y os solté, del tirón, mi secuencia de quince años seguidos de enfermedades: embolias, by-pass de una arteria renal, cáncer de pulmón, más embolias y un stent en una arteria de la cabeza, cáncer de colon y, finalmente, un by-pass de coronarias, (¡jo!, dicho así qué cortito parece…, pero qué distinto fue vivirlo).

Os conté mis impresiones generales pero, tanto aquello, como la lectura periódica de vuestros testimonios, ha removido sentimientos y recuerdos y, sobre todo, la añoranza de los compañeros de habitación de hospital que se fueron… Para mi son ellos los que me invitan a divulgar mi curación. Es como si me sintiera en deuda con todos ellos y, muy especialmente, con los que fallecieron. Siento que tengo por ellos el deber de vivir bien, el deber de cuidarme y el deber de aprovechar la oportunidad que ellos no tuvieron. Creo que la manera de ser digno de ellos y corresponder a su amistad, es haciendo todo lo posible por recuperarme y transmitir un mensaje de esperanza a quienes siguen en la brecha. Y no sólo de esperanza, sino, hasta de alegría de vivir a pesar de lo pasado y de que, con mis antecedentes, cada vez tengo más “papeletas” de volver a tripitir con un tercer cáncer (tengo la próstata y el hígado en lista de espera, pero que se “jodan” y que esperen, que aun no toca). Y, entiéndase bien, no es fatalismo: es realismo; están ahí, avisando, y lo controlo pero nada más, ¡ni “pastelero” caso! Y, a ratos, me como la vida a mordiscos, por si se acaba, o la paladeo leeeeentamente, para que se me haga más larga. Y la disfruuuuuuuuto como un camello!!!!!

No os creáis, que a pesar de tanta enfermedad y tanto remiendo, me encuentro muy bien; tengo mis secuelillas físicas, pero he aprendido a convivir con ellas, a vivir dentro de mis posibilidades –que son muchas- y no se me nota casi nada. ¡Jo!, uno porque se acostumbra y hasta parece normal esto de sobrevivirlo todo, pero si me paro a pensarlo, a cualquiera que se le cuente todo lo que he pasado, si me ve por la calle no se lo cree. Vestido doy el pego, pero “en paños menores”: ¡estoy como para hacer calendarios “en pelotas”!, je, je, je… Hace poco lo medí y tengo casi dos metros de cicatrices y para superar semejante adefesio estético, no os digo nada de cómo me he puesto de inyecciones de autoestima y hasta donde la he elevado, que ahora hasta me veo guapo (y no tengo abuela que me piropee, ¿se me nota?).

Estos días, tras leer vuestros testimonios, y sobre todo los de quienes siguen en la brecha (o la tienen aun “calentita”), no paro de pensar en vosotros; son muy largas las noches y pienso –sobre todo- en los que las están pasando hospitalizados… y me pregunto qué mensaje les gustaría recibir, ¿qué le puede transmitir, para esas horas de soledad, un curado reincidente a un paciente en activo? y se me ocurren muchas cosas, pero todas me saben a poco y ellos se merecen mucho más. Sólo son argumentos bienintencionados, más o menos oportunos y motivadores, pero discutibles como todos, y me siento poco autorizado para exponerlos ante quien lo está viviendo en presente y, mucho menos aun, para dar consejos.

¡Qué cortas y qué torpes se vuelven las palabras cuando se quiere decir tanto a quien tanto se merece! Y sólo me queda la esperanza de lo evidente, lo incontestable: ¡a mi me han curado de muchas cosas muy graves y de dos cánceres, uno de pulmón y otro de colon, cuando nadie daba un duro por mí! Confía en ti, es más: ¡ten Fe en ti! y en el tratamiento, y recuerda que todos los que hemos pasado por ahí ¡confiamos en ti! Y estarás cada vez más cerca de curarte y de no sentirte solo. Y si no funciona que (para qué negarlo) todos sabemos que también forma parte del juego, es mejor vivirlo en positivo que amargado y si llega la hora, que nos coja habiendo hecho todo lo posible por intentarlo y haberlo vivido bien; y, tanto si te vas como si te quedas, que sea con dignidad y siéntete orgulloso de cómo lo has vivido; ¡esa es nuestra victoria! Yo ya me siento orgulloso de todos los que se fueron, de los que nos quedamos y de los que lo están viviendo en presente, se queden o se vayan.

Gracias a todos de todo corazón. Gracias por vuestro ejemplo que, además, es lo que me dará fuerzas, en su día, si me tengo que enfrentar por tercera vez a lo mismo. Un fuerte, fortísimo abrazo y, hasta la próxima. Fico.

¿Quieres conocer otras experiencias?

Hola a todos,

07-12-2017
0

Hola, en el año 2011 me diagnosticaron adenocarcinoma de colon transverso, con oclusión total del mismo, fui a consulta por fuertes dolores, no tenía otros síntomas , en ecografía y tac no salía na

04-08-2017
0

Hola, soy superviviente de cáncer de colon estadio 3, tengo secuela de neuropatías periférica, quisiera compartir mi experiencia y ayudar a otrosque estén en esta situación.

29-07-2017
1

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando