740 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

He sido paciente y acompañante

Compartir
17 Apoyos

Enviado por Maite Sánchez
Hace : 4 años 11 meses
Cáncer de :
Leucemia

Experience Tabs

Fotos

He sido paciente y acompañante: he pasado por una leucemia mieloblástica aguda, con mal pronóstico y pocas expectativas, y a mitad de mi enfermedad, a mi padre, un hombre en plena actividad, sano y deportista se lo llevó un cáncer fulminante. Era mi mejor amigo. A día de hoy soy una persona llena de deseos de vivir que se recupera poco a poco de las secuelas de dos luchas: aquella que pude vencer y la que me venció.

Es verdad que esta última es la más dolorosa, porque nada pude hacer por convencer a mi padre de que tenía que seguir luchando. Decidió partir y esperarme Dios sabe dónde. Se fue sin dolor y se llevó consigo un trocito de la vida de cada uno de los que le amábamos. Nos dejó un vacío que todavía hoy no tenemos ni la menor idea de cómo llenar. Mi forma de salir airosa de todo este embrollo emocional ha sido intentar racionalizar lo que me está ocurriendo. Lucho y lucharé con todas mis fuerzas por no hacerme esas preguntas sin respuestas que lo único que logran es envenenar el ánimo: ¿Por qué a mí?, ¿qué he hecho yo para que me esté ocurriendo esto?, ¿dónde está el limite de tanto sufrimiento?... Concentré mis fuerzas en limpiar mi mente de tormentos, hasta quedarme con una sola idea: vivir. Lo demás era para mí secundario. Iría solucionando aquello que estuviera al alcance de mis posibilidades y del resto ya se encargaría el destino, que sigue siempre sus propios criterios. No puedo negar los malos momentos, ni el sabor agrio de las lágrimas de rendición, ni el deseo imperioso de que todo terminase, aunque el fin fuera la muerte.

En muchas ocasiones, me ha dominado la impotencia, la desolación, el desconsuelo… ¡qué se yo! Pero, por encima de todas esas sensaciones devastadoras, está mi resolución de vivir. Mientras me quede un hálito de vida estoy decidida a disfrutar del privilegio de formar parte del mundo, con sus contradicciones y sus injusticias, pero también con sus regalos en forma de experiencias, sorpresas, encuentros…

Por esas razones, aunque muchas veces reniegue, para mí la fe es vital. Es la que me levanta cuando el alma se derrumba. Y siempre existirá algo en lo que creer: voy a curarme, seré capaz de sonreír al recordar momentos vividos sin las personas que amo y que decidieron partir primero, de nuevo volveré a sonreír, recobraré fuerzas para hacer felices a los que aún quedan junto a mí.

Es sorprendente la fortaleza que poseen los corazones valientes; sólo hay que darles la oportunidad de demostrar lo que valen. Hay algo que nunca falla: el sol volverá a salir cada mañana. Tardará más o menos, pero siempre terminará apareciendo. Simplemente sucede así porque hay millones de razones que lo empujan a salir. Y están ahí, valiosas, con todo su peso. Sólo tenemos que atraparlas y hacerlas nuestras. Maite.

Comentarios

Imagen de Macu Macu

Muchas gracias por tu comentario, Maite. Saludos

¿Quieres conocer otras experiencias?

Cuando la vida te tiene preparada grandes cosas, no importa los obstáculos la fe y la voluntad te llevara a realizarlos...

19-10-2017
0

Un dia como nos pasa casi a todos, la vida me cambio y desde ese momento yo dije doctor está seguro que yo tengo esa emfermedad. Hasta el día de hoy me  hago esa pregunta.

18-12-2014
0

HOLA

 

22-09-2013
0

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando