740 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Decidí salir de mi rincón, y ser la heroína de mi propia historia.

Compartir
3 Apoyos

Enviado por Teresa
Hace : 9 años 7 meses
Cáncer de :
Cáncer de mama

Localicé el bulto duchándome. El día anterior no estaba. Surgió así, de repente. Me asusté, pues al explorarlo y palparlo tenía todos lo síntomas de que podría ser cáncer. Fui al ginecólogo, me hicieron varias mamografías y me dijeron que no me preocupara, que si no llamaban es que todo era "normal".... Las típicas frases de consuelo que tantas veces había oído decir a otras pacientes…A los 3 ó 4 días, llamaron para hacerme una ecografía. Al cabo de 3 días más, volvieron a llamar para realizar una biopsia y succionar líquido del bulto.Y llegó el día del diagnóstico definitivo: una doctora me confirmó lo que yo ya presentí desde el primer momento, tenía cáncer. Posteriormente, fui a ver al cirujano al cual le puse el apodo del “Hombre de mi vida”, él se quedó extrañado, contestando: “Ep! Que esto puede dar pie a confusión y mi mujer es muy celosa”. “Dr. No voy por ahí, el llamarle así es porque a partir de hoy pongo mi vida en sus manos” (Y con este apodo se ha quedado). Me intervinieron, quitaron el bulto, el ganglio centinela y 25 ganglios, de los cuales 10 tenían metástasis. Todo fue bien.A los 15 días fui para que comprobara como iba evolucionando todo y me diera el resultado de la biopsia que había realizado durante la operación. Resultado: “Hay que efectuar una mastectomía radical urgente, hay microcélulas puestas en posición alrededor del seno. Me desplomé. Cuando volví en si las primeras palabras que surgieron de mi boca: ¡¡NO,  ME NIEGO!!  Tú misma, pero no te lo aconsejo, antes de medio año, no tendrás las posibilidades que tienes ahora de salir con vida… A los dos días ingresaba de nuevo al Hospital. Mis familiares y amigos estuvieron presentes en ambas intervenciones y en los días que estuve ingresada, pero después, la única compañía que tuve fue la de mi perro.El tratamiento fue de 6 meses de químio y 1 mes de radio. Mi madre venía una vez a la semana a verme, yo le imploraba llorando como una niña pequeña: “Mamá quédate esta noche conmigo, porque no se si mañana estaré viva” A lo que ella respondía que le era imposible, puesto que se había casado de nuevo, (mi padre había fallecido 3 años atrás), y tenía que cuidar a su esposo, que si me pasaba algo, que la llamara. Francamente, no sé que fue peor, si los síntomas de la quimioterapia (que los tenía todos), o la falta de cariño, de apoyo, de amor maternal…Recuerdo, que la segunda vez que se lo pedí, fue cuando me dieron la 2ª Sesión, volvió a negarse. Así que cuando se marchó, después de llorar un buen rato, me sequé las lágrimas y me dije a mi misma: “Teresa, has de salir de ésta y olvídate de tu madre de una vez por todas, no es la primera vez que te abandona, déjala, mejor olvídala, estás sola y esa es tu realidad” Entonces me pregunté qué armas tenía yo para luchar contra el cáncer y los efectos del tratamiento: “Mi mente y mi fantasía” me respondí. Recordé una película muy antigua del director Igmar Bergman, “El Séptimo Sello”, que trata sobre una partida de ajedrez, si el protagonista gana, la muerte no se lo llevará. Así, que decidí salir de mi rincón, y ser la heroína de mi propia historia. Yo iba a ser la teniente Repley de la película Alien, y el alien iba a ser el cáncer. Desmonté mi despacho, me bajé fotos de Internet de la película, y era como seguir la trama de mi propia vida en esos momentos. Eso me ayudó mucho, me sentía fuerte, con unas ganas de luchar increíbles y ante todo el convencimiento que yo iba a ganar la batalla, y así fue.Desde entonces han pasado 3 años, he tomado conciencia de lo efímera que es la vida, por lo que hay que sentir el momento como único. También a nivel profesional no soy tan ortodoxa y cuando por desgracia he de notificar este tipo de diagnóstico, voy hacia ella y la abrazo infundiéndole ánimos y sobre todo y lo más importante, que la fuerza la tendrá que sacar ella de su interior, aunque crea que es el final. Por todo lo expuesto, no me creo una víctima del cáncer, sino una SUPERVIVIENTE del cáncer.También aprovecho si me lo permiten, para hacer una pequeña crítica. Tantos “lacitos rosa”, tanto con “el día contra el cáncer”, tantas organizaciones, como en donde resido yo “Oncovallés”, NO SIRVEN PARA NADA, porque las enfermas cuando los necesitamos, NO HAY NADIE DISPONIBLE. Gracias y recordar que si algún nombre tiene que brillar y hacerse popular QUE SEA EL VUESTRO. Teresa

¿Quieres conocer otras experiencias?

Me llamo Pilar , tengo 45 años y os contaré un poco como ha sido mi experiencia desde que en mayo del año pasado me detectaron un cáncer de mama .

09-10-2017
0

Desde que conocí el diagnostico mi vida cambio.

23-03-2017
0

Fue un antes y un después. No soy inmortal. Y me enteré. Ya no me llevo el mundo por delante, el mundo me llevó a mí.

Sé que vengo bien, sé que estoy encaminada.

04-12-2016
0

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando