732 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Cuando no se sabe que tan fuerte puedes ser, hasta que tienes que serlo.

Compartir
7 Apoyos

Enviado por Pamela Mancillas
Hace : 2 años 3 meses
Cáncer de :
Cáncer de cérvix

Experience Tabs

Fotos

Tenía ya unos meses con algunas molestias con mí menstruación, que yo, torpemente, creía que eran ocasionadas por dos cosas: mi ciclo que siempre fue irregular y el uso de la pastilla de emergencia.

Espere algún tiempo a que mi cuerpo se "desintoxicara”, pero llego el tiempo que me era imposible salir a la calle, pues de repente tenia sangrados muy profusos que duraban semanas, y que si lograban parar volvían al momento de tener relaciones.

Así que por fin me arme de valor y fui al médico, el cual , sin revisarme me diagnostico desorden hormonal, y me receto un tratamiento por 3 meses, y del cual no vería resultados, según me dijo , hasta después de un mes.

Lleve el tratamiento un mes y medio, pero el sangrado era aún mayor, así que me dirigí a emergencias del hospital de salud pública.

El diagnóstico: un mioma abortado, que según se localizaba justo en el cuello del útero y que al ejercer movimiento, como caminar me producía el sangrado, así que se programó la cirugía para una semana después.

Me mantuve en cama toda esa semana, pues temían que sufriera una anemia y se tuviera que transfundir.

Cuando llego la fecha yo me sentía sumamente nerviosa, uno presiente ¿saben?, yo sabía que algo estaba mal, lo supe desde el principio, por eso lo había aplazado tanto, por miedo.  Me prepararon y cerré los ojos...

Cuando desperté me encontré con la noticia de que no era un mioma, sino un adenocarcinoma escamoso maligno, o algo así, y que habían tenido que retirarme la matriz.

Pensé realmente que era efecto de la anestesia, no lo creía, pero tuve que enfrentarme a la realidad cuando desperté.

Trate siempre de no entristecerme, la tristeza te come aún más que el cáncer, es mortal.., me aferre a la vida y soporte 30 sesiones diarias de radioterapia, 5 quimioterapias las cuales me quitaron el apetito y la mayor parte de mi cabello.

La primeras dos semanas del tratamiento pude hacer mi vida normal, trabajaba y comía regularmente , sin embargo , al pasar los días no podía retener mucho tiempo la comida en el estómago, me sentía débil, con nauseas, tenía diarreas cada día , así que mi padre, que me apoyo siempre desde el primer día, ponía música oldies, y yo así distraía mi mente, comía lo más que podía y me quedaba sentada por lo menos media hora, después me recostaba oyendo música y así lograba alimentarme.

Pero tal vez lo peor fueron los terrores nocturnos, me invadían sueños y pensamientos tontos o terribles, sentía que mi cerebro había recibido algún daño, pues esto ocurría generalmente los días cuanto recibía quimioterapia.

Deben saber que estuve a punto de rendirme, era demasiado pesado cargar con mis pensamientos, mis malestares, y (mal hecho) sonreír y tratar de consolar a los demás para que no se preocuparan por mí. 

No sé si ustedes creen el Dios y la virgen, pero les puedo contar algo que me paso, ese día que medí por vencida, llegue de mi última quimioterapia, había decidido ya dejarlo así, subí a mi habitación y me dormí.

Entonces soñé algo maravilloso, después de varios meses con pesadillas, soñé una joven mujer, de tez morena cubierta con un manto blanco, en sus manos llevaba una flor con muchos pétalos de color blanco, y me decía que esto ya había terminado, que no me preocupara más. Y al final me dijo, sabes, estas flores me gustan tanto...

Cuando desperté tenia muchísima hambre, había perdido casi 18 kilos en dos meses, y me sentía con mucha fuerza, convencí a mi padre y me  llevo  un pedacito de carne que tanto se me antojaba.

Pasaron los días y me sentía como si no tuviera nada, lo que me llevo fuerte para superar la última parte: la braquiterapia.

Tres días sin moverme, recibiendo radiación directa, pero al terminar  me sentí perfectamente bien y feliz.

 

Casi es tiempo de que se cumplan dos años de todo esto y agradezco cada día a Dios, a la virgen y a la vida por cada instante.

P.D. busque la flor que había soñado para levarla como agradecimiento al Santuario  de la virgen…el nombre de la flor es Dalia, justo como mi primer nombre.

 

Comentarios

Imagen de Melissa Tu

Estoy a punto de pasar x lo mismo me acaban de diagnosticar el mismo cancer, estoy consternada pero al leer tu experiencia creo que tendre la fuerza para afrontar lo que me espera aunque se que sera muy duro

¿Quieres conocer otras experiencias?

Hola a todas!

04-02-2016
0

A mis 37 años después de haber perdido a mi madre con un cáncer de mieloma múltiple metastacico, su mismo doctor para ese momento mi esposo, me detecta cancer cervico-uterino grado 2, paso x la cir

25-11-2015
0

Hola! mi nombre es Carla, soy enfermera, si y aunque haya sido cuidadosa con mi salud, PAP al día, me sorprendió el cáncer cervicouterino y en etapa avanzada 4 A. por qué a mí me cuestione?

03-03-2015
0

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando