728 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Otras emociones

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

Indudablemente cada uno de nosotros somos diferentes, y por tanto cada experiencia ante el cáncer es única, y única es la forma de vivirla y sentirla. Además de los sentimientos y emociones señalados como más frecuentes después de superar la enfermedad, pueden surgir otros muchos pensamientos y reacciones.

Lo más importante es saber que no existen sentimientos “buenos” o “malos”. Todos son sentimientos frecuentes y habituales entre los que han superado una enfermedad, pero que a veces nos harán sufrir y no serán fáciles de controlar. En cualquier caso no te sientas mal por tenerlos. Pero si consideras que te vendría bien ayuda psicológica para manejarlos, no dudes en pedirla.

 

Sensación de culpa y responsabilidad

La culpa es otro efecto emocional de cáncer que puede sorprenderte durante o después de terminar los tratamientos. La culpa es un sentimiento que tiene lugar cuando piensas que por alguna razón eres responsable de tu enfermedad, de las consecuencias de la misma, de la ruptura del ritmo familiar, de ser una carga para tu familia, de haber superado la enfermedad mientras que otros no,… 

Independientemente de la causa, la culpa es una emoción muy compleja que puede ser difícil de reconocer. También puede ser muy difícil de expresar, provocando por ello una gran sensación de soledad y aislamiento entre las personas que la sienten.

 

Sensación de soledad e incomprensión

En ocasiones, puede ocurrir que te sientas solo. La sensación de soledad es un sentimiento habitual después de finalizar los tratamientos. Las razones pueden ser diferentes. Algunas personas, incluso familiares o amigos, interpretan que ya estás bien y piensan erróneamente que no necesitas tanta atención o apoyo. Al finalizar los tratamientos, también disminuyen las visitas al hospital y al personal sanitario. Es posible que tengas más tiempo libre, más tiempo para pensar en la situación y experiencias vividas y que eches de menos el apoyo que te ofrecía el equipo médico. Puedes sentir como si te hubieran quitado tu barrera de seguridad. También puedes echar de menos a otras personas con las que has compartido situaciones y momentos en el hospital y sentir que sólo ellos  son capaces de entender tus sentimientos.

Debes saber que esta sensación de soledad, incomprensión y a veces, de abandono, es normal cuando se dejan atrás personas que han significado mucho para nosotros en un momento determinado. También es normal sentirse un poco apartado de los demás después de acabar los tratamientos. Incluso de los familiares y amigos. Pero debe ser algo transitorio hasta que volvamos poco a poco a incorporarnos a nuestra vida cotidiana.

Si te sientes así, utiliza esta sensación y este periodo de tu vida como un momento de reflexión, para conocerte a fondo y encontrarte sinceramente con tu propia identidad. Habla con tus miedos, no los ignores ni te bloquees por ellos. Pero trata de equilibrar estos momentos con otros en los que te expreses y te dediques a los demás.

 

Sensación de impotencia

Sensación de impotencia derivada de la percepción de falta de control de la situación, de la enfermedad, de los tratamientos, de la evolución, del día a día,… No poder hacer una vida normal, sentir que a pesar de seguir las recomendaciones médicas no hay mejoría,… son situaciones que ayudan a tener mayor sensación de indefensión e impotencia.

 

Duelo ante la pérdida y los cambios

Perder algo o a alguien importante causa inevitablemente dolor y tristeza. La pena es la respuesta natural humana a la pérdida. La pena es un sentimiento diferente a la tristeza o a la depresión porque dura más tiempo y generalmente incluye emociones como la negación, la ira o rabia y la aceptación.

Las personas que han superado un cáncer pueden afrontar muchos tipos de pérdidas a lo largo de la enfermedad o los tratamientos, como por ejemplo, la pérdida de un trabajo, la pérdida de seguridad emocional, la pérdida de la salud, la pérdida de un órgano o función importante, o incluso la pérdida de un objetivo importante o el sueño de toda la vida. Inevitablemente la sensación de pena y duelo acompañará a esta pérdida.

Para superar este sentimiento puede ser muy útil la información así como el apoyo y comprensión por parte de las personas que te rodean.

 

Incapacidad de sentir o entumecimiento emocional

Hay personas que después de superar un cáncer, se sienten agotados, desgastados e incapaces de sentir nada. Es lo que se denomina “entumecimiento emocional” y puede ser debida a la situación de estrés y ansiedad mantenida durante el proceso de enfermedad y tratamiento. 

Puedes sentirte incapaz de disfrutar, de sentir alegría o tristeza después de haber pasado por la experiencia de enfermedad. Puede ser un periodo transitorio en tu vida, pero si la situación se mantiene, no dudes en solicitar la ayuda de un profesional.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando