728 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Claves para mejorar mi autoestima e imagen corporal

Última actualización: 
17 de Julio del 2013

Es posible que en algún momento o circunstancia del proceso de superación de la enfermedad, tu autoestima se vea deteriorada como consecuencia de los tratamientos, de sus efectos secundarios, de los cambios en tu imagen corporal, de la incertidumbre ante el futuro, etc.

La autoestima puede ser mejorada a lo largo de nuestra vida, incluso en situaciones difíciles como la enfermedad y los tratamientos. Para ello, es necesario conocernos, saber cómo funcionamos, es decir, cuáles son nuestras fortalezas y aspectos positivos y cuáles son nuestras limitaciones. A partir de esta valoración, hay que pensar qué aspectos deseamos mejorar.

Ahora bien, debemos ser realistas y trazarnos un plan alcanzable en el tiempo (por ejemplo, no podremos cambiar nuestra edad, ni nuestra altura, ni el haber tenido un diagnóstico de cáncer,…). Es decir, tenemos características que tendremos que aceptar y con las que convivir, intentando sacar partido de ellas y buscando, si lo tiene, su aspecto positivo.

Lo fundamental que debes hacer para reforzar y/o aumentar tu autoestima es "aprender a quererte a ti mismo". Para ello puedes comenzar por:

  • Acéptate tal y como eres, con tus defectos, pero también con tus virtudes. La aceptación es la base de la seguridad, la confianza, el amor y la autoestima. Aceptarse a sí mismo implica conocerse, saber que aunque tienes una cicatriz en tu cuerpo, tus hijos te adoran, sigues siendo una persona muy importante para tu pareja, un buen profesional, etc.
  • Controla tus pensamientos, especialmente, esa voz interior, el diálogo contigo mismo. No te critiques al más mínimo fallo o error ni te trates como si fueras tu peor enemigo.
    • No te infravalores. Date una oportunidad y reconoce tus cualidades (busca las tres cosas que te hacen especial y recuérdalas de vez en cuando).
    • Disminuye el nivel de exigencia contigo mismo. No puedes pretender, por lo menos al principio, hacer lo mismo que hacías antes de la enfermedad. Aunque ya hayas finalizado los tratamientos, tu cuerpo ha cambiado y debes darle tiempo para que se recupere.
    • Aprende de los errores. Las equivocaciones nos permiten aprender a hacer mejor las cosas.
    • Valora tus triunfos. Escribe tus 10 éxitos del día anterior. Percibe como sigues mejorando. Aprecia y celebra tu progreso.
    • Aunque es posible que haya algunas cosas que no puedas hacer como antes, piensa en todo lo que todavía puedes hacer.  
  • Cuídate. Cuida tu salud, tu alimentación, sueño y descanso, intenta mantenerte activo, etc. De vez en cuando, si es posible, date algún pequeño capricho y disfruta de ello.
  • Cuida tu imagen. Verse bien es una manera de sentirse bien. Intenta cambiar tu imagen regularmente y salir de casa. Video con pautas para maquillaje corrector: http://www.imosalud.tv/video/c%C3%B3mo-hacer-un-maquillaje-corrector
  • Toma un papel activo en tu vida, no dejes de hacer cosas que puedes seguir haciendo. 
  • Ponte metas y realízalas. Enumera las áreas importantes de tu vida: la familia, los amigos, el trabajo, la economía, lo personal. Luego imagina que te gustaría tener en cada categoría y escríbelo. Por último, pon una fecha en cada punto. Una meta es un deseo con una línea de tiempo.  
  • Reflexiona acerca de todo lo que te ha podido aportar a nivel humano esta dura experiencia, si te ha fortalecido y te ha ayudado en algo. 
  • Ayuda a los demás. No hay nada que te pueda hacer sentir mejor contigo mismo que  poder ayudar a otras personas. Hazte voluntario si tienes tiempo y te apetece dedicárselo a los demás.  

Al mejorar tu autoestima, cambiará tu actitud y comportamiento, tu aspecto será mejor y tu calidad de vida también se beneficiará de los cambios. Recuerda que puedes hacerlo, ¡no lo dudes!

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando