739 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Sexualidad

Última actualización: 
17 de Julio del 2013

sexualidad durante el cáncer

La sexualidad es un fenómeno complejo y multidimensional que incorpora aspectos biológicos, psicológicos, interpersonales y del comportamiento. Es definida por cada persona dentro del marco de factores como el género, la edad, las actitudes personales, los valores religiosos y culturales.

La sexualidad es una parte importante para muchas personas y generalmente, suele tener un peso relevante en las relaciones de pareja. Una de las preocupaciones más importantes de las personas con cáncer, sobre todo cuando el órgano afectado tiene implicaciones sexuales (testículo, pene, cáncer de mama, ginecológico, etc.) es saber cómo les va a afectar a su vida íntima. Los tratamientos y sus efectos secundarios, los cambios físicos, las preocupaciones y problemas sexuales pueden afectar a tu sexualidad y a tu relación de pareja.

Prevalencia y tipos de problemas sexuales en pacientes con cáncer

Con frecuencia, muchos tipos de cáncer y terapias oncológicas están relacionados con la aparición de dificultades sexuales. Los problemas sexuales después de varios tratamientos anticancerosos fluctúan entre 40% y 100%.

Alrededor de la mitad de las mujeres que han tenido cáncer de mama sufren de alteraciones sexuales prolongadas, al igual que una proporción similar de mujeres que han tenido cáncer ginecológico.

La incapacidad de mantener una erección (aquella que resulta inadecuada para el coito) es la principal forma de alteración en los pacientes con cáncer de la próstata. La incapacidad de mantener una erección parece ser menor cuando se utiliza la braquiterapia en el tratamiento del cáncer localizado de la próstata.

En el caso del cáncer testicular y del linfoma de Hodgkin una cuarta parte de los pacientes han tenido o quedan con problemas sexuales duraderos.

Las causas de problemas sexuales suelen ser tanto fisiológicas como psicológicas. Los problemas sexuales más comunes de las personas con cáncer son:

Falta de deseo sexual tanto en el hombre como en la mujer.

Incapacidad de mantener una erección en el hombre.

Dolor durante el coito en la mujer.

Los hombres pueden padecer ausencia de eyaculación, eyaculación retrógrada (eyaculación que retrocede hacia la vejiga) o imposibilidad de alcanzar el orgasmo. Video sobre disfunción eréctil tras cáncer de prostata: http://www.imosalud.tv/video/disfunci%C3%B3n-er%C3%A9ctil-en-c%C3%A1ncer-de-prostata

Las mujeres pueden experimentar cambios en las sensaciones genitales debido al dolor o a la pérdida de sensación o insensibilidad, así como la reducción de la habilidad de tener un orgasmo. La pérdida de sensación puede ser tan angustiosa para algunas personas como la sensación dolorosa.

En la mujer el trastorno ovárico prematuro que resulta de la quimioterapia o de la radioterapia pélvica es un antecedente frecuente de los problemas sexuales, especialmente cuando la sustitución hormonal está contraindicada debido a que el tumor es sensible a las hormonas. Lo que sucede con mayor frecuencia, tanto para el hombre como para la mujer, es que el orgasmo permanece intacto, aunque puede retardarse como efecto secundario de los medicamentos o de la ansiedad.

A diferencia de muchos otros efectos secundarios fisiológicos del tratamiento del cáncer, los problemas sexuales no tienden a resolverse durante el primer o segundo año de supervivencia sin enfermedad.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando