734 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Ocio y tiempo libre

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

Estar enfermo o superar una enfermedad puede implicar más tiempo libre del que hasta entonces disponías. Es posible que ahora no sepas cómo manejarlo. Frecuentemente además se asocia a cierto malestar. Debes saber que no tiene que ser siempre así. Puede ser un momento para la tranquilidad, reevaluar nuevos objetivos, mejorar la formación teórica y práctica, para viajar, para encontrar nuevas actividades de ocio y tiempo libre, e incluso para hacer nuevos amigos.

El problema viene cuando al encontrarse en esta situación uno comienza a impacientarse. A veces es necesario tomarse un respiro y descansar. Disfrutar del tiempo libre, de los hobbies y de las relaciones personales es fundamental para desconectar de las preocupaciones diarias y también contribuye a lograr un equilibrio personal y sentirte bien contigo mismo.

Hay pocas cosas más satisfactorias que aprovechar al máximo el tiempo de ocio, sacar el jugo a cada minuto, a cada segundo.

Disfruta de tu tiempo libre

Hay que superar esa sensación de que falta tiempo para hacer lo que deseamos y convencernos de que el tiempo libre es necesario.

El tiempo libre sirve para descansar y para no hacer nada, pero también sirve para cambiar de actividad y hacer cosas distintas a las habituales.
Seguramente haya muchas cosas que te gustaría hacer y que no puedes por falta de tiempo o porque tal vez no se te hayan ocurrido. Tal vez hasta ahora hayas tenido pocas oportunidades para el ocio.

Podrías empezar emprendiendo actividades que te supongan una fuente de satisfacción y prestar atención a todos los sentimientos positivos que se deriven de ellas.

 

Claves para mejorar mi tiempo de ocio

Debes concienciarte de que el ocio es necesario. A veces estamos tan obsesionados con las preocupaciones, el trabajo, la casa,… que olvidamos la importancia de disfrutar de estos momentos. Intenta organizarte bien. Para ello

  • Evita esos ratos en los que no haces nada, esos espacios entre actividad y actividad en los no sabes qué hacer porque el tiempo del que dispones es mínimo. En estos casos puedes hacer cosas que requieran poco tiempo como una llamada telefónica, leer el periódico o alguna revista, etc.
  • Organiza tu agenda de tal forma que incluyas en ella no solamente tus ocupaciones diarias y compromisos laborales, sino también alguna actividad agradable y placentera. Intenta considerarla como una actividad más entre todas las que debes realizar en ese día.
  • Establece prioridades en tus actividades diarias y dedica unos instantes a organizarte y a pensar en que puede resultar más satisfactorio para ti. De esta forma encontraras tiempo para hacer realmente lo que deseas. 
  • Conviene ser realista a la hora de organizar las tareas de cada día y planificar aquello que vamos a ser capaces de cumplir. De esta forma cuando acabe la jornada podremos sentir cierta satisfacción por las tareas realizadas.
  • Puedes hacer una lista de diez actividades que te gustaría hacer e intenta cumplir al menos dos al mes.
  • Haz un apartado para dedicarte a tu familia y a los amigos.
  • Cuídate y descansa. Reserva 7 u 8 horas al día para el sueño, y espacios para el desayuno, la comida y la cena.
  • Reserva un tiempo para aquellas cosas que mas te gusten, aquellas que sabes que te hacen feliz. Guardar un tiempo para ti te hará más feliz y podrás hacer feliz a otras personas.

 

Disfruta plenamente 

Cada uno elige la forma de disfrutar del tiempo libre. Se pueden dedicar estos momentos a conocer gente, salir con amigos, disfrutar de la naturaleza, leer libros, andar o hacer deporte, llamar a gente que hace tiempo no vemos, estrechar lazos afectivos, mejorar el nivel cultural, disfrutar de una buena conversación, conviene también, aprovechar estos momentos para pensar uno mismo, conectar con el mundo interior, disfrutar de la soledad y reflexionar sobre la vida propia y la de los que nos rodean.

Intenta disfrutar plenamente de esos momentos de ocio y desconectar de la enfermedad, del trabajo y de las obligaciones laborales. Rebaja el nivel de autoexigencias y trata de ser más flexible con las obligaciones.

No olvides que tienes más control sobre tu tiempo del que crees, y que si quieres puedes elegir hacia donde dirigirlo.

Para cada persona lo que resulta agradable es diferente. Para unos será divertido el parapente y para otros un taller de literatura. Elige aquello que a ti te gusta. Lo importante es que para ser feliz, es necesario tener objetivos, ilusiones y formas de desconexión de nuestras responsabilidades cotidianas

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando