732 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Tratamiento para la menopausia

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

La menopausia es un proceso natural y no necesariamente requiere tratamiento a menos que los síntomas, como los sofocos o la sequedad vaginal, sean particularmente molestos.

Una decisión que se debe afrontar es si tomar o no hormonas para aliviar los síntomas. Se recomienda consultar esto con el médico, sopesando los riesgos contra los posibles beneficios. Se debe prestar cuidadosa atención a las muchas opciones disponibles actualmente que no implican tomar hormonas.

Si la persona tiene el útero y decide tomar estrógenos, también tiene que tomar progesterona para prevenir el cáncer endometrial (cáncer del revestimiento del útero), pero si la persona no tiene útero, la progesterona no es necesaria.

Terapia de reemplazo hormonal

Durante años, la terapia de reemplazo hormonal era el tratamiento principal para los síntomas de la menopausia. De hecho, muchos médicos creían que esta terapia no sólo era buena para de reducir los síntomas de menopausia, sino que también reducía el riesgo de cardiopatía y fracturas óseas causadas por osteoporosis (adelgazamiento de los huesos). Sin embargo, los resultados de un estudio importante, llamado Iniciativa de Salud para las Mujeres (Women's HealthInitiative, WHI), ha llevado a los médicos a revisar sus recomendaciones con relación a la terapia de reemplazo hormonal.

De hecho, este estudio fue suspendido precozmente debido a que los riesgos para la salud sobrepasaban los beneficios. Las mujeres que tomaron las hormonas si vieron algunos beneficios, pero incrementaron considerablemente el riesgo de cáncer de mama, ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares y coágulos sanguíneos.

Si los síntomas son tan graves, puede pensarse en la terapia de reemplazo hormonal para su uso durante un corto plazo (2-4 años) con el fin de reducir la sequedad vaginal, las oleadas de calor o sofocos y otros síntomas.

Para reducir los riesgos de una terapia de reemplazo de estrógenos y obtener aún los beneficios del tratamiento, los médicos recomiendan:

  1. Utilizar tratamientos de progesterona/estrógeno que no contengan la forma de progesterona utilizada en el estudio.
  2. Utilizar una dosis más baja de estrógeno o una preparación diferente de estrógeno (por ejemplo una crema vaginal en vez de una pastilla).
  3. Someterse a exámenes pélvicos regulares frecuentes y frotis de Papanicolaou para detectar problemas tan pronto como sea posible.
  4. Someterse a exámenes físicos regulares, incluyendo exámenes de mama y mamografías.

 Alternativas para la terapia de reemplazo hormonal

La buena noticia es que la persona puede tomar medidas para reducir los síntomas sin tomar hormonas:

  1. Vestirse con ropa ligera y en capas (para poder quitársela si fuera necesario)
  2. Evitar la cafeína, el alcohol y los alimentos condimentados
  3. Practicar respiraciones lentas y profundas cada vez que se comience a presentar un sofoco (tratar de tomar 6 respiraciones por minuto)
  4. Acudir a un acupunturista*
  5. Utilizar técnicas de relajación como yoga, tai chi o meditación (no hay suficiente evidencia de su utilidad)
  6. Consumir alimentos de soja (no hay suficiente evidencia de su utilidad)
  7. Permanecer sexualmente activa para preservar la elasticidad de la vagina
  8. Realizar los ejercicios de Kegel diariamente para fortalecer los músculos de la vagina y la pelvis
  9. Utilizar lubricantes a base de agua durante la relación sexual

También hay algunos medicamentos disponibles para ayudar con los cambios en el estado de ánimo, las oleadas de calor o sofocos y otros síntomas.

Complicaciones

El estrógeno es responsable de la acumulación del revestimiento en la cavidad uterina. Durante los años reproductivos, esta acumulación se presenta y luego se elimina (menstruación), lo cual sucede en forma normal aproximadamente una vez al mes.

La disminución de los estrógenos por la menopausia impide que dicha acumulación se vuelva a presentar. Sin embargo, las hormonas producidas por las glándulas suprarrenales son convertidas a estrógenos y, algunas veces, esto causa sangrado posmenopáusico.
Esta situación a menudo no es nada preocupante, pero el médico siempre debe revisarlo debido a que este sangrado posmenopáusico también puede ser un indicio inicial de otros problemas, incluyendo cáncer.

La disminución en los niveles de estrógeno también está asociada con un aumento del riesgo en el desarrollo de osteoporosis y posiblemente un aumento del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar al médico si:

  • Está experimentando manchas de sangre entre períodos.
  • Ha tenido 12 meses consecutivos sin período y súbitamente el sangrado vaginal comienza de nuevo.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando