728 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Tratamiento del linfedema

Última actualización: 
15 de Enero del 2013

En 1995, la Sociedad Internacional de Linfología consensuaba un documento sobre diagnóstico y del linfedema que revisó en 2001. En él se expone que el único tratamiento que ha demostrado ser eficaz para reducir y controlar el linfedema es el tratamiento físico, es decir, el tratamiento fisioterapéutico. Éste debe constar de dos fases:

  1. Fase de ataque o choque. Dura entre dos y tres semanas. El tratamiento debe ser diario (de lunes a viernes) y está compuesto por drenaje linfático (maniobras suaves que no friccionan) y vendajes adaptados al caso en concreto. El drenaje manual sin vendajes no es eficaz al igual que los vendajes sin drenaje manual. El razonamiento clínico del fisioterapeuta para adaptar el tratamiento al caso en cuestión y la combinación de drenaje más vendajes garantiza la disminución y el control del linfedema. En esta fase se consigue la mayor reducción posible de volumen independientemente de la antigüedad del linfedema y de su evolución clínica.
  2. Fase de mantenimiento: su duración es variable ya que depende de lo que tarde en confeccionarse el manguito a medida. Normalmente unos 15 días en días alternos (tres veces a la semana). Se sigue aplicando drenaje manual y vendajes.

¡Es importante mantener las medidas tomadas para la confección del manguito!
¡Acuda puntualmente a las sesiones y no se quite los vendajes! Si los vendajes le molestan, pregunte a su fisioterapeuta.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando