735 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Prevención del linfedema

Última actualización: 
17 de Julio del 2013

El sistema linfático desempeña una función circulatoria y una función inmunitaria contra las infecciones con lo que, tras la extirpación de los nódulos linfáticos será necesario tener cuidado con los dos aspectos citados. Por lo que la mejor forma de prevenir es CUIDARLO, intentando evitar en lo posible todo aquello que obstruya o solicite en exceso la circulación de retorno. También es importante evitar cualquier infección. y el diagnóstico precoz es la mejor manera de impedir su evolución

¡Acuda regularmente a las revisiones de su fisioterapeuta!

 

Cuidados especiales en el lindefedema

Los cuidados deben ir encaminados a la identificación de los factores que pueden desencadenar la hinchazón del brazo

a) Obstrucción

La obstrucción de la zona puede desencadenar la hinchazón del brazo, siendo necesario evitar compresiones excesivas. Por ejemplo, se recomienda:

  • Evitar llevar reloj, anillos, pulseras que puedan comprimir el antebrazo y/o muñeca del brazo de la zona intervenida.
  • Evitar utilizar ropa interior que apriete a nivel del pecho, hombros o brazo.
  • Evitar la toma de tensión arterial y extracción de sangre en el brazo de la zona intervenida, ya que el “garrote” empleado puede desencadenar la hinchazón.
  • Si se lleva un manguito de contención, es imprescindible seguir estrictamente la pauta establecida por el fisioterapeuta.

 b) Calor

El calor favorece la hinchazón por su efecto vasodilatador. En este sentido, es necesario evitar exposiciones prolongadas al calor. Por ejemplo, se recomienda:

  • Evitar introducir el brazo de la zona intervenida en el horno. Emplear siempre el otro brazo.
  • Evitar la sauna.
  • Evitar exposiciones prolongadas al sol así como las horas de máximo sol (es preferible permanecer en la sombra y al bañarse protegerse con una camisola ligera que cubra el brazo y el pecho además de utilizar un protector solar adecuado que evite cualquier posible quemadura,…).
  • Evitar parafango, calor húmedo, etc. o cualquier fuente de calor directa en el brazo de la zona intervenida.
  • Si le gusta bañarse, la temperatura del agua no debe estar demasiado caliente, a menos que se bañe con el brazo de la zona intervenida fuera de la bañera o piscina terapéutica.
  • Tener cuidado cuando se depile la axila o el brazo de la zona intervenida. Es preferible utilizar una máquina eléctrica en vez de cuchillas, ceras calientes o láser. 
     

c) Riesgos de infección

La extirpación de los nódulos linfáticos axilares hace que las mujeres que la sufren tengan una menor capacidad de defensa del organismo frente a la infección en la zona de intervención (zona del tórax de la mama intervenida y el brazo “afecto”).
En este sentido, es necesario que se tenga cuidado y se intente evitar cualquier infección. Por ejemplo, es recomendable: 

  • Extremar el cuidado de la piel, lavarse con suavidad y secarse bien (vigilando que queden bien secos todos los pliegues y entre los dedos).
  • Utilizar crema corporal para mantener la zona bien hidratada y nutrida.
  • Tener cuidado al cortarse las uñas y con la manicura. Intentar evitar pequeñas heridas, empujar las cutículas en lugar de cortarlas, etc.
  • Evitar productos y/o cosméticos irritantes o que le produzcan reacciones alérgicas. Si se desconoce si irritan, probar primero en el brazo no afecto y utilizar guantes de goma en las tareas que requieran manipular productos de limpieza.
  • Ser muy cuidadosa al trabajar con objetos punzantes o cortantes (cuchillos, agujas, tijeras jardinería, etc.) o con los animales que pueden arañar (p.ej. gatos).
  • Se recomienda tener un especial cuidado con cualquier herida que se produzca. Para ello, cada vez que se queme, se corte, se irrite o erosione la piel (por una rozadura, por un producto cosmético o de limpieza agresivo, etc.) se desinfectará sistemáticamente la zona con un antiséptico.
  • Prevenir las infecciones es muy importante para prevenir la aparición del linfedema, pero también es igual de importante para prevenir su agravación cuando el linfedema ya ha aparecido.
  • Algunas de las infecciones que pueden aparecer son las linfangitis y las erisipelas. Estas infecciones cursan con enrojecimiento y edema de la zona, posible dolor intenso y fiebre (que puede incluso alcanzar los 39-40º). Todas estas señales, si aparecen, representan un signo de alarma para acudir al médico y que este prescriba el tratamiento adecuado, normalmente tratamiento antibiótico.
     

d) Actividad física y ocio
Los movimientos intensos y repetitivos con el brazo son, en general, poco pertinentes e incluso nocivos. En este sentido, en las actividades domésticas, será necesario fraccionar las tareas para evitarlos. Por ejemplo, es recomendable:

  • Evitar permanecer mucho tiempo con los brazos levantados (limpiar ventanas, azulejos, tender, etc.). Fraccione las tareas.
  • Evitar llevar pesos excesivos. Utilice un carro de la compra con ruedas, maletas con ruedas, etc.
  • El ejercicio es importante, pero debe evitar sobreesfuerzos y aquellos deportes que utilizan excesivamente los brazos (tenis, esquí, etc.).
  • La natación puede ser un buen ejercicio. Su fisioterapeuta le indicará como debe practicarlo y si debe hacerlo con un manguito de contención.
     

CONSEJOS PRÁCTICOS IMPRESCINBLES

  • Evitar que le tomen la tensión arterial en el brazo afecto. Que lo hagan en el otro.
  • Intentar evitar los pinchazos y punciones en ese brazo: inyecciones, extracción de sangre, agujas de acupuntura, quimioterapia (sólo si es necesario porque en el otro brazo ya no puede ser), etc.
  • Evitar masajes enérgicos en el brazo “afecto”. Es imprescindible que el masaje lo apliquen fisioterapeutas conocedores del Drenaje Linfático Manual.

Video de consejos para prevenir el linfedema:

http://www.imosalud.tv/video/consejos-para-prevenir-el-linfedema

Video de ejercicios básicos para prevenir el linfedema:

http://www.imosalud.tv/video/ejercicios-b%C3%A1sicos-para-prevenir-el-linfedema

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando