734 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Causas infertilidad

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

Las causas más comunes de infertilidad en el varón son debidas:

  • La propia enfermedad (P.ej. Tumor testicular y linfoma de Hodgkin).
  • Problemas anatómicos.
  • Insuficiencia hormonal.
  • Daño o desaparición de las células germinales pluripotentes.
  • Tratamiento oncológico: quimioterapia y radioterapia.

Las causas más comunes de infertilidad en la mujer son debidas:

  • Causas que alteren el número de folículos primordiales.
  • Causas que provoquen alteraciones hormonales.
  • Causas que interfieran el funcionamiento de los ovarios, la trompa de Falopio, el útero y cérvix.
  • Cambios o alteraciones en la anatomía o vascularización del útero, cérvix o la vagina como los producidos por la cirugía y la Radioterapia.

Causas relacionadas con los tratamientos oncológicos

La Radioterapia adyuvante y la quimioterapia aumentan el riesgo de infertilidad en los pacientes con cáncer. La esterilidad producida por estas terapias puede ser temporal o permanente. La presencia de esta toxicidad está relacionada con varios factores: el sexo del paciente, la edad en el momento del tratamiento, el tipo y número de fármacos, campo de la irradiación, la dosis total y el período de tiempo transcurrido desde el tratamiento.

 

Cuando existe la posibilidad de que se presente algún trastorno ya sea relacionado con el tratamiento o la enfermedad, se debe hacer el esfuerzo de dar una información adecuada en cuanto a la fertilidad y la reproducción. Transmitir esta información puede ser complicado, sobre todo a los pacientes pediátricos o a los más jóvenes. Para los niños puede ser difícil comprender las implicaciones de un tratamiento para la fertilidad. Además, en algunos casos, los padres podrían decidir proteger a sus hijos de este tipo de información.

La literatura actual indica que sólo la mitad de los hombres y mujeres en edad reproductiva reciben la información que necesitan del personal sanitario, en cuanto a la infertilidad relacionada con el cáncer al momento del diagnóstico y la planificación del tratamiento.

Quimioterapia

Con respecto a la quimioterapia, el grado del daño a la capacidad reproductiva del paciente dependerá del fármaco administrado, de la dosis recibida y de la edad del paciente en el momento del tratamiento. La edad es un factor importante, y la posibilidad de recuperación gonadal mejora mientras más tiempo esté el paciente sin quimioterapia. El epitelio germinal donde se producen los espermatozoides) de los testículos adultos es más susceptible a dañarse que el del testículo prepuberal. Las pruebas hasta hoy día (en su mayoría de estudios adyuvantes) indican que las pacientes mayores de 35 años son más susceptibles a tener efectos en el ovario debido a la quimioterapia. Los ovarios de las pacientes más jóvenes pueden tolerar dosis mayores. Predecir el resultado para cualquier paciente en particular es difícil ya que varía el curso del funcionamiento ovárico después de la quimioterapia.

A pesar de que la quimioterapia ocasiona daño al ovario, fuera de los síndromes hereditarios y genéticos y la exposición de quimioterapia intraútero, no hay evidencias que sustenten que una historia de cáncer o los tratamientos anticancerosos, aumenten el riesgo de cáncer o anomalías congénitas en los descendientes de estos pacientes.

Radiación

En los varones cuando los testículos son expuestos a la irradiación, comienza una reducción en el número de esperma y dependiendo de la dosis, se podría presentar una esterilidad temporal o permanente.

Los hombres que reciben radiación a la región abdominal o pélvica todavía pueden recuperar la producción parcial o completa de semen, dependiendo del grado de deterioro causado a los testículos. A diferencia del epitelio germinal, la función de las células de Leydig (células que producen la testosterona) podría ser más susceptible al deteriorarse por irradiación en la edad prepúbica que en la edad adulta.

La irradiación corporal total (TBI, por sus siglas en inglés) como régimen de acondicionamiento para el trasplante de células madre, ocasiona insuficiencia gonadal permanente en aproximadamente 80% de los hombres. Para los hombres, la toxicidad gonadal puede manifestarse mediante 3 análisis: biopsia testicular, ensayos de hormona sérica (concentraciones) y análisis del semen. Cuando la infertilidad masculina es consecuencia de la producción hormonal anormal, el uso de tratamiento sustitutivo puede producir la recuperación de la producción de semen.

Las perspectivas de recuperación de la función ovárica antes de la pubertad son más favorables, sobretodo si la radiación se lleva a cabo en varias fracciones. La medición de la toxicidad gonadal en la mujer es más difícil de evaluar debido a la relativa inaccesibilidad del ovario para la biopsia (que requeriría una laparoscopia). Por lo tanto, el historial menstrual y reproductivo, la medición de las concentraciones de hormonas séricas y la prueba clínica de función ovárica son los criterios que se usan más comúnmente para determinar el fracaso ovárico.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando