735 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Fatiga

Última actualización: 
17 de Julio del 2013

La fatiga es una es una de las quejas más comunes durante el primer año después de los tratamientos y puede presentarse entre el 14% y el 96% de las personas con cáncer, especialmente entre aquellas que reciben tratamiento para su enfermedad

¿Qué es la fatiga?

La fatiga puede ser descrita como falta de energía. Los síntomas específicos pueden ser físicos, psicológicos o emocionales. La fatiga puede afectar de modo significativo a la calidad de vida de los supervivientes de cáncer. Algunos pacientes continúan padeciendo fatiga de moderada a grave muchos años después de un trasplante de médula ósea.

En un individuo saludable, el descanso o el sueño puede aliviar la fatiga y permitirle a la persona regresar a un nivel de funcionamiento normal; sin embargo, esta capacidad se encuentra disminuida en el paciente de cáncer.
La fatiga puede convertirse en un asunto muy importante en la vida de una persona con cáncer. Afecta a la relación consigo misma, a sus actividades diarias y a su relación con otros. Algunas personas se sienten muy frustradas cuando la fatiga dura más tiempo de lo previsto después de los tratamientos.

Las causas de la fatiga y los métodos para combatirla son diferentes para los pacientes que están recibiendo tratamiento, que para aquellos que ya lo completaron.

Las terapias a largo plazo, como los tratamientos hormonales, también pueden causar fatiga.

Cuando se trata de establecer las causas de la fatiga en los supervivientes de cáncer, es imporante descartar los factores físicos.

¿Qué factores están relacionados con la fatiga?

No siempre es posible determinar los factores que causan la fatiga en los pacientes de cáncer. Algunos de los factores posibles pueden ser los siguientes:

  • Tratamiento del cáncer: La fatiga es un síntoma común después de la radioterapia y la quimioterapia. Puede ser causada por anemia o por acumulación de sustancias tóxicas producidas por las células. En el caso de la radiación, la fatiga puede estar causada por los niveles altos de energía que se necesitan para reparar los tejidos dañados de la piel. Por lo general, la fatiga tiende a reducirse después de terminar los tratamientos. Los pacientes ancianos, los que presentan una enfermedad avanzada o los que se someten a tratamientos combinados (por ejemplo, quimioterapia más radioterapia) corren un mayor riesgo de experimentar fatiga de larga duración.
  • Anemia: Puede estar ocasionada por el propio tumor o por los tratamientos
  • Factores de nutrición: Los alimentos se metabolizan peor, los requerimientos de energía están aumentados y muchas veces se come menos por falta de apetito.
  • Factores psicológicos: La ansiedad y la depresión  después de un diagnóstico de cáncer pueden ocasionar síntomas como la fatiga.
  • Factores relacionados con la capacidad mental: La falta de atención  está relacionada con la fatiga.
  • Medicamentos: Los opioides, antidepresivos tricíclicos o antihistamínicos pueden provocar cansancio o somnolencia.

¿Cómo puede evaluar la fatiga tu médico?

Asegúrate de hablar con tu médico sobre la fatiga. De esta forma él podrá evaluar las posibles causas y establecer el tratamiento más adecuado para la misma. Probablemente necesite tener información sobre los siguientes temas en relación a la fatiga:

  1. Patrones de sueño o descanso, hábitos de relajación y ejercicio físico.
  2. Alimentación, cambios en la dieta o si debes tomar más líquido o complementos nutricionales.
  3. Perfil psicológico que incluya la evaluación de la depresión.
  4. Examen físico completo y evaluación de otros problemas médicos

¿Qué tratamientos se utilizan para la fatiga?

Los tramientos estarán en función de la evaluación y de las posibles causas de la misma. En líneas generales se utilizan:

  1. Medicamentos psicoestimulantes: a dosis bajas y por periodos cortos si son necesarios
  2. Tratamiento de la anemia.
  3. Ejercicio y técnicas de relajación que mejoren el estado de ánimo y el bienestar físico.
  4. Programación de los momentos de actividad y descanso, durante el día.
  5. Especialistas como psicoterapeutas, fisioterapeutas o nutricionistas.

Sugerencias claves que puedes utilizar para combatir la fatiga

  • Haz lo que te gusta, pero poco a poco. Dedícate a actividades que no te cansen como caminar, leer, escuchar música… Cancela aquellas actividades que te creen tensión.
  • Duerme siesta o haz pequeños descansos cortos entre actividades. Trata de acostarte y despertarte a la misma hora todos los días.
  • Come de forma adecuada: alimentos sanos y equilibrados.
  • Piensa en participar en un grupo de apoyo para personas que han sufrido el mismo caso que tu.

Para más información sobre este tema: http://www.imosalud.tv/video/charla-informativa-sobre-el-cansancio-en-el-paciente-oncol%C3%B3gico

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando