737 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Cuida tu forma física

Última actualización: 
11 de Marzo del 2013

Una vida físicamente activa produce efectos beneficiosos en cualquier persona:

  • Tonifica los músculos
  • Activa la circulación y mejora el tránsito intestinal
  • Previene la aparición de osteoporosis
  • Mejora el estado de ánimo
  • Favorece el descanso nocturno

 Tras el diagnóstico de un cáncer y durante los tratamientos oncológicos es normal que te sientas triste, más cansado y tu atención se centre en tu enfermedad. Sin embargo, en la actualidad se sabe que el ejercicio físico aeróbico de baja intensidad como caminar, yoga o andar en bicicleta por terreno llano mejora la calidad de vida de los pacientes.

Se han realizado estudios en mujeres durante el tratamiento por cáncer de mama, en los que se observó que la práctica de ejercicio físico varios días a la semana, favorecía la mejoría de manera significativa de síntomas como astenia (cansancio), ansiedad, depresión, dolor, náuseas y alteraciones del sueño, cuando se comparaban con mujeres que no hacían ningún tipo de ejercicio.

TOMA NOTA:
Realizar ejercicio durante los tratamientos de forma regular, te permitirá aliviar y mejorar alguno de los síntomas derivados de la quimioterapia y /o de la radioterapia

 

Claves para seguir llevando una vida activa

Estos consejos te pueden servir para que sigas llevando una vida activa incluso durante el tratamiento:

  • Pregunta a tu médico si durante los tratamientos puedes hacer algún tipo de ejercicio físico.  
  • No te dejes llevar por la apatía y la ansiedad, la actividad física puede mejorar estos y otros síntomas.
  • Durante el tratamiento es normal que estés más cansado, por lo que es suficiente con 10 o 15 minutos de ejerció físico suave diario.
  • Es importante que te organices y fijes una hora concreta para hacer ejercicio.
  • Es preferible que la actividad física la realices al aire libre. Caminar es una buena opción y siempre puedes hacerla acompañado.
  • Si un día no puedes hacer lo que tienes planificado ¡no te preocupes! Mañana será otro día y podrás intentarlo otra vez.

No te olvides que durante esta etapa una alimentación saludable te ayudará a tolerar mejor los tratamientos y a recuperarte antes, una vez que los termines. Salvo que tu médico te indique otra cosa, es importante que realices una dieta rica en frutas, verduras e hidratos de carbono, modera el consumo de grasas y evita el alcohol.

 

Benecifios del ejercicio físico

Tras el diagnóstico de un cáncer y durante los tratamientos oncológicos es normal que te sientas deprimido, más cansado y tu atención se centre en tu enfermedad, sin embargo en la actualidad se sabe que el ejercicio físico aeróbico de baja intensidad como caminar, yoga o andar en bicicleta por terreno llano mejora la calidad de vida de los pacientes.

Se han realizado estudios en mujeres durante el tratamiento por cáncer de mama en los que se observó, que la práctica de ejercicio físico varios días a la semana, favorecía la mejoría de manera significativa de síntomas como astenia (cansancio) ansiedad, depresión, dolor, náuseas y alteraciones del sueño, cuando se comparaban con mujeres que no hacían ningún tipo de ejercicio.

 

No olvides que: Realizar ejercicio durante los tratamientos de forma regular, te permitirá aliviar y mejorar alguno de los síntomas derivados de la quimioterapia y /o de la radioterapia

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando