732 EXPERIENCIAS
Cuéntanos tu experiencia

Las emociones pueden afectar al apetito durante el tratamiento

20-04-2017
Fuente: 
IMOncology Fundación

El diagnóstico del cáncer es como un huracán. Cuando llega sientes infinitas emociones, sentimientos, reacciones naturales ante un cambio muy importante.

Durante el tratamiento del cáncer, es posible que te surjan sentimientos y emociones diferentes: tristeza o depresión, nerviosismo, ansiedad, temor, miedo a la muerte, ira, culpa, negación, desamparo, soledad… Se trata de estados de ánimo naturales al enfrentarnos ante una noticia como esta.

Cada persona tiene su propia forma de enfrentarse ante esta enfermedad. Desde IMOncology FUNDACIÓN te aconsejamos que busques el apoyo de tus seres queridos. El papel de la familia y los amigos durante la enfermedad es crucial. Sentirse querido y apoyado por tus seres queridos te dará ese apoyo para hacer frente al cáncer. Está demostrado que los pacientes con apoyo emocional disfrutan de una mejor calidad de vida.

Estas emociones y el cansancio del tratamiento pueden afectar a tu interés por la comida (falta de apetito), así como a tus ganas por hacer la compra o cocinar.

¿Qué podemos hacer para superar estos sentimientos negativos?

 

  1. ¿Cómo abrir el apetito? Come tus comidas favoritas los días que no tienes tratamiento. Esto te ayudará a disfrutar de la comida sin relacionarlo con algo desagradable.
  2. Habla y cuéntale cómo te sientes a tus seres queridos. Transmitir tus sentimientos a tu familia, a tus amigos o a un psicooncólogo te ayudará.
  3. Únete a grupos de apoyo para personas con cáncer. En IMOncology FUNDACIÓN contamos con una Escuela de Pacientes desde la cual celebramos divertidos cursos y actividades para pacientes y familiares. Un lugar donde conocer a otras personas que están pasando una situación similar a la tuya.
  4. Infórmate sobre los problemas para comer y efectos secundarios. Estar informado y saber cómo actuar cuando aparezca un síntoma o cómo controlar la situación da confianza y seguridad.
  5. Descansa. Duerme al menos 7 – 8 horas cada noche. El reposo y el descanso durante el tratamiento es importante para sentirse con energía y reducir el cansancio y el agotamiento.
  6. Pide ayuda. En ocasiones, los pacientes con cáncer no piden ayuda e intentan hacerlo todo ellos. Tu familia y tus amigos son tus mejores aliados, ellos estarán encantados de ayudarte. Acepta su ayuda.
  7. La meditación es una de las técnicas que más ayudan a los pacientes con cáncer, te ayudará a sentirte calmada y con menos tensión. Deja atrás los miedos, los conflictos y los temores mientras te concentras en tu respiración.
  8. Ejercicio diario. Mantente activo. Los estudios indican que una actividad física diaria ayuda a sentirse mejor. Sal a caminar, haz yoga, pilates… ¡tú eliges!
  9. Practica la risoterapia. Ríete y rodéate de aquellas personas que te hagan sonreír.

Afrontar el cáncer con una actitud positiva te aportará una mejor calidad de vida, por eso te proponemos que sustituyas la tristeza y la depresión por alegría y entusiasmo. Céntrate en aquello que te hace feliz. Las emociones negativas son inevitables, lo que está en nuestra mano es aprender a manejar estas emociones.

Regístrate es Fácil y Gratuito

X
Puedes iniciar sesión con tu nombre de usuario o con tu dirección de correo electrónico.
El campo de la contraseña distingue entre mayúsculas y minúsculas.
Cargando